Mentoring TIC – Un marco de flujo de conocimiento

mentoringSiempre que he trabajado con una consultora TIC como cliente me ocurría lo siguiente. Venía un supuesto experto con mucha experiencia de campo e identificaba a través de las necesidades aquellos cambios que requiere la empresa bajo un prisma de maravilla y optimismo. Hasta ahí todo bien. Se entrega el presupuesto bajo la modalidad “Llave en mano”, siempre me ha hecho gracia ese concepto. Bueno seguimos… se acepta el proyecto y viene un técnico con mas o menos conocimientos para ponerse a implementarlo. En el mejor y escaso de los casos lo termina a tiempo y con el alcance cubierto.

Sin embargo, cuando todo está en marcha nos damos cuenta que la administración y mantenimiento es complicado, no tenemos manual y no tenemos ni idea de cómo se ha implementado el proyecto. Cuando surge un problema hay que llamar a la consultora para que el técnico vuelva a venir a dar solución. Si la avería es urgente hay que arremangarse e intentar descifrar qué se ha hecho, y cómo, para poder buscar una solución. Por eso el concepto llave en mano siempre me ha hecho gracia porque es como si alguien te da una llave, pero el resultado final es que nunca sabes en qué cerradura encaja esa llave.

Estoy totalmente en contra del outsourcing y de la implementación de proyectos descontrolada porque las empresas se gastan un dineral en algo que ni siquiera saben cómo administrar o controlar, hay casos que no saben exactamente ni cómo funciona. No concibo a una empresa o departamento TIC que desconoce qué tiene implementado en su CPD. Os sorprenderíais la cantidad de departamentos y organizaciones empresariales que están a merced de sus proveedores porque no tienen ni idea de lo que tienen en sus infraestructuras.

El mentoring TIC se basa en el trabajo codo con codo con cliente. Sus dos principales objetivos son:

  1. Implementar proyecto.
  2. Transmitir conocimiento.

El consultor y formador son dos roles que tienen que encontrarse en las personas que participan en el proyecto. Comenzamos con la identificación de los problemas con el cliente, en este caso la empatía es un sentimiento básico, tenemos que ponernos en la piel de la persona que nos está describiendo sus problemas, no sólo hay que comprenderla, hay que sentir sus preocupaciones. De manera conjunta se platean soluciones y alternativas a los problemas, cuando se decide una solución, se hace la valoración económica.

La parte más bonita de esta modalidad viene cuando nos ponemos a trabajar. El cliente tiene que asignar a uno o varios de sus técnicos o ingenieros al consultor o consultores, de manera que la implementación se realiza de manera conjunta y en equipo. Durante el desarrollo del proyecto se producen momentos mágicos donde el conocimiento fluye en todos los sentidos. Tanto el consultor adquiere conocimientos más profundos de la empresa, como el cliente de tecnologías desconocidas para él. En todo tipo de proyecto pueden salir imprevistos o malentendidos, sin embargo con el mentoring es complicado implementar erróneamente una solución, ya que al trabajar codo con codo el cliente siempre se puede pulir los requerimientos que se hayan podido pasar en el análisis. Además, cuando se implementa una tecnología se explica cómo funciona y qué problemática va a solventar, aclarando cualquier duda. Por ello el cliente siempre tiene el know-how del despliegue y cuando acaba el proyecto queda una paz al saber qué se tiene en casa. Esta fusión de formación-práctica enfocada al desarrollo de un proyecto le llamo mentoring TIC.

Sin embargo, no todo son ventajas, pueden surgir clientes que emplean esa complicidad para su propio provecho, alargando innecesariamente el proyecto, o modificando requerimientos día a tras día, este tipo de riesgos se encuentran en la gestión clásica de proyectos. Y en tal caso, se debe tratar de la misma manera: renegociando el acuerdo y llegando a un consenso. Esta modalidad se basa en la confianza y complicidad, sino existen estos valores el proyecto puede correr peligro, por lo que hay que ser franco desde el primer momento.

Las empresas son auténticos laboratorios para implementar nuevas soluciones y es un sitio idóneo para hacer fluir el conocimiento y crecer en capacidades técnicas. ¿Por qué no aprovecharlo?

Victor Adsuar

Autor: Victor Adsuar

Compartir artículo en

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR